Concepción

¡Qué alas y qué cielos busca Mialma!
Para acunar entre sus brazos la esperanza,
para lanzarse toda al alba
a buscar el sino que es promesa
y de sí partir hacia la nada
donde cada astro inicia su carrera.

Revienta el astro y se transforma
en carne, en materia y en tibieza,
en grito alucinado que es colapso.

(¿Cómo llamas a esa muerte?)

Luminiscencia,
carne que es sólo materia
masa moldeable de un todo inmarcesible
que se sueña tiempo y que es designio.

Y en su soñar de instante eternizado,
convierte en pura mi añoranza,
troca en real lo que no era
y me fecunda a mí de despertares.

source (2).gif

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s