Decir adiós es crecer

Ya lo cantaba tan sabia y poderosamente Certi: “Poder decir adiós es crecer”, con ese sonido final que era como una elevación para que las alas de la libertad se expandieran. Y porque decir adiós es también empezar de nuevo, yo volví al ruedo.

Cumplí 32 años el 1 de junio y además de unos zapatos morados, decidí regalarme otro blog. El primero, abcvista, se convirtió en un cajón atiborrado de cosas sin sentido que alguna vez me gustaron mucho pero que están tan desordenadas que prefiero guardar y abrir sólo cuando el corazón me llame de nuevo. Había dejado de escribir hacía varios años, así que perdí un poco la práctica y no quise regresar al embrollo de tener que cambiarle la imagen a mi blog para que me gustara. Así que aquí estoy, redactando de nuevo una primera entrada, como una página en blanco en un nuevo cuaderno después de decirle adiós al viejo.

¿Qué nos depara el destino? Bueno, pues no lo sé. Por principio de cuentas, planeo escribir cada semana, la verdad es que la maternidad me deja poco espacio para la lectura y la escritura y no porque Loló esté sobre mí todo el tiempo, sino porque el tiempo que ella está conmigo, en casa, fuera de la guardería, me gusta aprovecharlo con ella, haciendo alguna actividad que disfrutemos las dos. Escribir y leer son actividades de soledad, así que no es opción.

Segundo: ¿qué planeo con este blog? Escribir, simple y llanamente, porque me he dado cuenta de que mi vida tiene poco sentido, poco rumbo, cuando no escribo y cuando no leo, es como si le faltara algo: eso, el sentido, porque el sentido, hablando de tal cosa como una capacidad de entender, lo encuentro cuando me leo, cuando me dejo poner en palabras mi existencia … por eso planeo volver a escribir sobre lo que me rodea, un poco sobre mi profesión y también sobre la forma en que percibo la vida, otro tanto sobre lo que me apasiona y un poco más sobre las interpretaciones que le doy a las cosas. Ya hablé en abcvista sobre mi visión de la interpretación alguna vez.

Tercero: me gustaría que esto no fuera algo en solitario, me encanta la idea de que mucha gente se acerque a escribir conmigo. Sé que hay una infinidad de proyectos editoriales, principalmente digitales, así que si bien mi idea no es profesionalizar esto, sí me encantaría que cobre sentido, que tenga su propio lugar. Bienvenido quien quiera sumarse.

Cuarto: ¿Quiénes son Lula y Loló? Mi gata y mi niña, que ni saben leer ni les importa lo que estoy haciendo, pero que me inspiran muchísimo. Loló, bueno, ¿qué se puede decir de una hija? Nada, una mamá no puede hablar objetivamente de nada concerniente a sus hijos, pero tiene derecho de ser todo lo subjetiva que quiera respecto a ellos. Por eso Loló ocupa un lugar aquí y no está a discusión. Y Lula, porque es un gato y bueno, ya todos sabemos lo que pasa cuando tienes un gato…

IMG_6397IMG_6541

En fin, bienvenidos 32, bienvenidos lectores.

Un comentario sobre “Decir adiós es crecer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s